Se eliminan las filas en los CESFAM: ahora sólo debe agendar su hora médica en el número de HORA FÁCIL

Publicado el: 29 octubre 2020 - por Carolina Rodríguez

Nos es grato informar a nuestros vecin@s que el nuevo servicio de agendamiento HORA FÁCIL ha permitido disminuir las filas para la solicitud de horas médicas en nuestros centros de salud familiares, con miras al objetivo final de la eliminación completa de las filas en los consultorios.

Es por esto que a contar del lunes 9 de noviembre se agendarán horas de consultas médicas generales SÓLO a través de nuestro  servicio HORA FÁCIL, por lo cual solicitamos utilizar nuestra plataforma y no asistir presencialmente para solicitar su hora en el centro de salud.

Este nuevo método permite  su protección y evitar que usted esté expuesto al virus del COVID-19.

 ¿Cómo solicito mi hora?

Llamando gratis a la línea 800 000 035, nuestro servicio automatizado de agendamiento Hora Fácil,  marcando la opción 1.

 ¿Quiénes pueden solicitar hora?

Todos los usuari@s inscritos en nuestros Centros de Salud  de la Red Municipal que son los siguientes:

·         CESFAM Presidenta Michelle Bachelet

·         CESFAM Clotario Blest

·         CESFAM Dr. Iván Insunza

·         CESFAM Dr. Luis Ferrada

·         CESFAM Dr. Carlos Godoy

¿Cuál es el horario que puedo llamar a este servicio?

De lunes a viernes,  de 06:30 am hasta las 12:00 horas del mediodía, excepto días festivos.

¿Qué tipo de horas se pueden solicitar?

-Consultas médicas generales (NO RESPIRATORIA o SIN síntomas de COVID 19)

Recuerden que si presentan síntomas respiratorios o de COVID- 19 deben dirigirse directamente a los centros de salud y dependiendo de los síntomas, concurrir directamente al servicio de urgencia más cercano.

¿Qué servicio NO realizará HORA FÁCIL?

NO se realizará agendamiento para pacientes con síntomas respiratorios o síntomas de COVID 19. Para esto debe acercarse directamente a los centros de salud y dependiendo de la gravedad, acudir  a los centros de urgencia destinados para este servicio.

Por Mario Neculman, periodista DISAM